Los despachos de abogados están apostando fuerte por su presencia online, con el fin de captar nuevos clientes y dar una imagen de autoridad en el sector, siendo el prestigio uno de los factores clave a la hora de contratar un abogado ya que la gente busca tranquilidad y profesionalidad en este tipo de servicios donde la responsabilidad es muy importante.

En este artículo voy a intentar ofrecer de la forma más nítida mi visión sobre el marketing online en el sector de la abogacía y el derecho.

Mi experiencia en el marketing online para un despacho de abogados no es muy extensa, pero en temas de marketing y posicionamiento web se extiende a unos cuantos años.

A raíz de trabajar con un despacho de abogados en Granada, hemos podido comprobar la situación actual del marketing online en el sector de la abogacía, y el balance es muy pobre.

He de reconocer que la forma de hacer marketing en Internet de las empresas de abogados me recuerda mucho a la forma en la cual se hace marketing en el mundo del hotel, donde los hoteles son súbditos de los grandes directorios y comparadores.

Desde mi punto de vista, la inversión en marketing online en el sector de la abogacía está siguiendo un camino erróneo, ya que poco a poco se invierte más en publicidad online, pero no se construyen bases sólidas propias.

Con esto quiero decir que se está invirtiendo más en directorios de abogados con gran posicionamiento en buscadores en lugar de invertir en el posicionamiento del propio bufete de abogados. El objetivo de esto es claro, obtener clientes a corto plazo y con inmediatez. Esto sencillamente es un ERROR ¿el por qué? Vamos a analizar esto.

 

Alimentar a la competencia: Si alimentas y financias a directorios de este tipo, indirectamente estarás alimentando a la competencia, ya que hoy saldrás tu de forma destacada, pero mañana puede que salga de forma destacada tu empresa rival, en gran parte gracias a ti.

 

¿Realmente es más caro hacer la guerra por tu cuenta?: Pues a largo plazo seguro que no, ya que la inversión en tu empresa y en tu marca quedará en menor o mayor medida, pero la inversión en terceras empresas acabará cuando dejes de pagar.

 

Influyes en la forma de buscar de la gente: Si la gente se acostumbra en este sector a buscar en directorios en lugar de buscar empresas o abogados de calidad, estarás dándole un mensaje a la gente de cómo deberá buscar en el futuro, y por lo tanto acabarás derivando clientes a la competencia.

 

Geolocalización: Los directorios de abogados suelen ser a nivel nacional, aunque estén muy bien categorizados los profesionales que se encuentran incluidos en él, pero si tu posicionamiento y tu marketing propio lo dedicas a trabajar sobre la zona en la cual trabajas, tendrás más posibilidades de éxito y podrás competir mucho mejor contra portales gigantes de Internet.

 

Como conclusión, recomiendo invertir en nuestra propia marca, aunque los resultados tarden más en llegar. Para ello siempre debemos ir de la mano de un profesional del marketing online de confianza y con experiencia en el sector.

A largo plazo un despacho de abogados que consolida su marca y su identidad, tendrá más posibilidades de obtener la rentabilidad idónea que se espera del marketing online, donde es evidente, que la creciente demanda de usuarios hace de éste un factor muy importante en cualquier profesional que desee crecer laboralmente.